“¡Sí se puede! Si una mujer avanza ningún hombre retrocede” – Laura de Ita

Este era el coro que resonaba el pasado miércoles, 8 de agosto de este año en la marcha: Por nuestro derecho a decidir / educación sexual para decidir / anticonceptivos para no abortar / aborto legal, seguro y gratuito, paro no morir.

En apoyo a la legalización del aborto en Argentina, organizaciones civiles y colectivos de mujeres de la Ciudad de México organizaron una marcha en la capital. Los contingentes se reunieron en el Consulado de Argentina, ÁngelA de la Independencia, Monumento a la Madre y el Hemiciclo a Juárez.

La llamada “marea verde”, aparte de apoyar a las mujeres de Argentina, busca “el aborto legal, seguro y gratuito en todo México”, debido a que sólo es legal en la CDMX. El centralismo nomás no deja dar paso…

En fin, no haré una reseña general de la marcha pues seguramente ya varias, varios, varixs de ustedes leyeron todo al respecto. Lo que me interesa compartir en este espacio al cual fui amablemente invitada es la sensación de energía positiva, por un lado, y la sensación de frustración, por el otro, cuando al finalizar el día nos enteramos de la no aprobación de la legalidad del aborto en Argentina.

Y bueno, entre ensayos, pendientes bancarios, juntas creativas para el lanzamiento del primer sencillo de Las Luz y Fuerza (mi banda de electrocumbia sobre la cual les platicaré más adelante), angustias personales respondiendo a los 25 chats de whatsapp que acaban formando parte de la vida compleja de una en tanto actriz, cabaretera, cumbianchera, productora, hija, hermana, novia, exnovia, amiga, muy luchona, etc., entre tanta cosa me tomé un par de horas para asistir a dicha marcha.

Llegué una hora después de iniciada la caminata desde el Monumento a la Madre, locación bastante simbólica, hacia el Hemiciclo a Juárez, locación ideal para concluir. No tengo idea de cuántas mujeres estábamos reunidas ahí, pero sí éramos muchas muchas muchas muchas muchas muchas y obviamente faltaron muchas más, pero eran horas laborales; ya se unirán cada vez más personas.

Algo que me agradó bastante fue la presencia de varios hombres -un 30% de los presentes, alguito es algo, prefiero ver el vaso medio lleno a medio vacío- acompañando a sus parejas, amigas, compañeras, apoyando con su pañuelo verde en el cuello y aplaudiendo.

Pero lo que me llamó la atención fue el coro que utilizo de título en este texto: “Sí se puede, si una mujer avanza ningún hombre retrocede” ¿Cómo explicarles? Mmmh…, no me molestó del todo, pero me pareció muy “condescendiente”, por así decirlo, con los machines que tanto estorban. Evidentemente sé que la intención es conciliar, explicarle al género masculino que todo estará bien en sus vidas a pesar de que nosotras las mujeres avancemos en general.

Yo no tengo hijos, ni los pienso tener a estas alturas, franca, madura y honestamente…, pero me imaginé una escena como madre de un niño y una niña, la parejita que le llaman, que de parejo no tiene mucho aún en estos tiempos, pero bueno; me imaginé diciéndole a mi hijito Pepito: “Mi amor, tu hermanita Pepita tiene la libertad total de ejercer sus derechos y avanzar en esta vida, pero mi amor, chiquito hermoso, mi Pepito, eso no te hará menos hombrecito ni mucho menos, todo estará bien, corazón. Tu hermanita tiene derecho a estar bien y tú no tienes porqué enojarte ni asustarte. ¿Ok, mi amor?”.

Y me imaginé a ese Pepito con cara de sustito y relajación a la vez respondiendo: “Ok, mami, qué bueno que me dices esto, así estaré más tranquilo y nunca le voy a pegar a ninguna mujer que amenace mi seguridad, entre otras cosas…”.

Corte a: besos y abrazos entre los tres.

Bueno, por suerte y por convicción no soy esa mamá de esos Pepitxs, y la escena obviamente es una farsa para tratar de ilustrar mi sentir.

¿De verdad es necesario recalcarle a los machines que si una mujer avanza ningún hombre retrocede? Como dice mi sobrina millenial: “¿es neta?”

¿O será que porque los machines se sienten constantemente amenazados con el avance de las mujeres a estas alturas del partido tenemos que seguirles recordando que todo estará bien?

En fin… no me quiero clavar en esta textura, pero me pareció un poco simpático el corito. Ahora sí que cada quien.
La cosa es que más allá de este coro, al finalizar el día fue frustrante enterarse de la negativa del senado en Argentina y me dieron ganas de revivir a Gustavo Cerati para que les dijera a cada uno de los votantes en contra “son unos boludos de mierda… Gracias totales” y volviera a morir.

La impotencia, el enojo, la rabia, la tristeza se apoderaron, como tantas otras veces, de mi persona. Y sé que como siempre seguiremos luchando, caminando juntas, buscando justicia, etc., y que con paciencia, fortaleza y necedad se lograrán los objetivos.

Por lo pronto se rumora que se está planeando otra congregación para el 28 de agosto. Así sea. Y en lo que eso sucede, al final de este texto les comparto el Pronunciamiento que se leyó esa tarde por si no lograron asistir o no les ha llegado por algún medio.

Y sin más por el momento, como me enseñaron a despedirme en las cartas en la secundaria, quedo de ustedes, Viejerío querido, y cierro este espacio compartiéndoles que Las Luz y Fuerza, mi agrupación femenina y feminista, electrocumbianchera y cabaretera, en la cual me acompaña mi hermana amada Marina De Ita, cofundadora desde febrero del 2014, dará a luz su primer sencillo oficial el cual estará a la venta y a la mano en todas las plataformas digitales junto con la presentación del videoclip en la fiesta de clausura de nuestro tan querido y necesario Festival Internacional de Cabaret en su 16a edición. Es un verdadero honor para mí y para mis cómplices, Marina De Ita (arreglos, acordeón y sintetizadores), Oceana Castañeda (trombón y flauta) y músicos invitados de cajón: Rodrigo Enciso (batería) Jesús Ochoa (percusiones) y Ricardo García (bajo), presentar el videoclip del sencillo “Cumbia para ardidas… y ni tanto”, de mi autoría, en esta bella celebración cabaretera. Tanto mis adoradas y admiradas Reinas Chulas, como las maravillosas integrantes de la asociación, así como el equipo general del Teatro Bar El Vicio, siempre han apoyado y alentado este proyecto musical, por lo que en agradecimiento total Las Luz y Fuerza estamos felices, ¡y es un orgasmo de placer para nosotras presentar mundialmente nuestro videoclip!

Y para que vayan calentando motores acá les va la letra y el link para que la escuchen y la bailen. Para todas, todos y todxs los que alguna vez han estado ardidxs por aquel amor traicionero, se vale enojarse un rato pá luego perdonar y olvidar! Y en lo que logramos que se legalicen tantas acciones, celebremos con música y humor lo que se ha logrado y celebremos también a nuestro salvadore totale: ¡nuestro cabaret!

“Cumbia para ardidas…y ni tanto”

Cumbia para ardidas, cumbia para ardidas…y ni tanto
Báilale y olvida, báilale y olvida,
báilale y olvida, era un macho
Cumbia, cumbia, cumbia
Báilale, perdónale, olvídale…
Te engañó, te traicionó, con tu amiga se fugó
gay de clóset te salió, el vestido te robó
tanto psycho alrededor, trepadora que te usó
otro junky te salió, un millenial te humilló
Te engañó, te traicionó, tiene novia y la negó
de las redes te bloqueó, paranoica te llamó
con la tella te engañó, pero siempre lo negó
en la cruda te gritó: no eres mi mejor opción.
Cumbia para ardidas, cumbia para ardidas… y ni tanto
Báilale y olvida, báilale y olvida,
báilale y olvida, era un macho.

Ahora sí, me despido de este espacio agradecida y aprovecho también para recordarles que las esperamos todos los fines de semana en “Consígueme una Vida” de Adela Jalife, bajo la dirección de Ana Francis Mor (Reina Chula) bajo la producción de Shoshana Turkia en el Foro Shakespeare hasta el 29 de septiembre. Una obra entrañable para el viejerío, que les regalará esperanza total en estos tiempos caóticos.

Pd. Espero con muchas ganas poder participar en otra ocasión en este espacio para platicar de un tema que es muy necesario de tratar: el famoso #MeTooMX #AmítambiénMX. Como responsable del movimiento que iniciamos en abril de este año me corresponde compartir lo que se ha logrado y lo que nos falta por lograr. Después de tres reuniones bastante fructíferas tuvimos una pausa por distintos motivos laborales y personales de las integrantes, pero se está cocinando a fuego lento el retomar el tema con objetivos más claros enfocados al acoso y abuso del poder laboral como punto de partida. Ya tendremos tiempo para platicar al respecto. Por lo pronto queda repensar el tema de esta nota que es el aborto legal y agradecer nuevamente este espacio tan necesario. Muchas gracias.

Sigue a Laura en sus redes

Este 8A ¡En varias parte del mundo la marea verde inunda las calles por aborto legal, seguro y gratuito!

El día de hoy nos movilizamos en México y el mundo en solidaridad con la gran jornada de lucha que vienen protagonizando nuestras compañeras en Argentina, que incluye el llamado a Paro Nacional hacia las principales centrales sindicales del país sudamericano, para conquistar el Aborto legal, seguro y gratuito para las mujeres y personas gestantes hasta la semana 14 de gestación. Y es que tras masivas movilizaciones, el pasado 13 de junio, el movimiento de mujeres también conocido como “la rebelión de las nietas”, conquistó la media sanción por la legalización del aborto en el Congreso y el día de hoy la discusión se resuelve en el Senado.

Lo que nos deja claro que si bien fue importante la batalla parlamentaria que dieron las mujeres, ésta se impulsó y fue respaldada desde las calles por miles de mujeres que junto a sus compañeros llevan años luchando por el derecho a decidir sobre sus cuerpos.

Dicha discusión es posible no por la “buena voluntad” del gobierno de Mauricio Macri -que viene aplicando los planes de ajuste dictados desde el Fondo Monetario Internacional (FMI)- sino gracias a décadas de lucha del movimiento de mujeres en Argentina por el derecho a decidir sobre sus cuerpos.

El Código Penal de Argentina penaliza hasta con cuatro años de cárcel a la mujer que se practique un aborto, a pesar de ello, se realizan aproximadamente 500 mil abortos al año en la clandestinidad, poniendo en riesgo de muerte a las mujeres o de que sufran secuelas o daños irreversibles.

En América Latina aproximadamente el 10 por ciento de las muertes asociadas al embarazo son causadas por abortos inseguros, lo que hace de esta problemática una cuestión de salud pública. De la región, sólo Uruguay, Cuba y Puerto Rico, han legalizado el aborto a nivel nacional.

En México, la lucha por la legalización del aborto ha sido larga, por décadas las mujeres han exigido su derecho a un aborto seguro, gratuito, libre y legal a nivel nacional.

A raíz de que en 2007 se despenalizó en la Ciudad de México hasta las 12 semanas de gestación, en el resto del país las leyes antiaborto se recrudecieron brutalmente, encontrando resistencia por parte del Estado y los gobiernos locales que se han movilizado junto a grupos de la ultra derecha, conservadores, “pro-vida” y la iglesia, con influencia política en los congresos locales y estatales, para atentar contra nuestros derechos, logrando que hasta hoy en las constituciones locales de 18 de 32 estados, se hayan aprobado leyes antiaborto para “proteger la vida desde la concepción”, yendo en contra de la vida, los derechos de las mujeres y las personas gestantes.

En la Ciudad de México este servicio sólo se otorga en 13 clínicas y es claramente insuficiente para la alta demanda de mujeres que vienen de todos los Estados, en los que el aborto está criminalizado, para practicarlo de manera segura. En contraste, muchas otras mujeres, la mayoría indígenas o empobrecidas, sin las posibilidades de trasladarse hasta la Ciudad de México, lo hacen en sus Estados de manera ilegal, en clínicas clandestinas, donde corren el riesgo de perder la vida o ser encarceladas con sentencias que van hasta los 50 años. Actualmente, en nuestro país se practican en promedio más de 1 millón de abortos al año, la mayoría en condiciones de ilegalidad, y se tienen registrados más de 700 mujeres presas por abortar.

La ilegalidad no resuelve el problema, lo agrava aún más. A ello se suma: la crisis en los sistemas de salud pública, que limita el libre acceso de la población a servicios de salud sexual-reproductiva así como a métodos anticonceptivos efectivos y gratuitos, la falta de educación sexual laica y no sexista en las escuelas públicas, aunado a los altos índices de deserción escolar y el alarmante aumento de embarazos no deseados en adolescentes, entre otros.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir es una consigna que sintetiza de manera clara el sentido de nuestra lucha. Fuera de cuestiones morales, facilita un derecho básico para las mujeres, el derecho a una sexualidad informada y libre, así como, el derecho a decidir sobre su cuerpo y su futuro.

Pelear por la legalización del aborto integra la demanda de educación sexual desde temprana edad a nivel nacional y el derecho a la salud sexual pública y gratuita para acceder a métodos anticonceptivos gratuitos, acordes a nuestras necesidades, así como el acceso al cuidado de la salud sexual en general. Pero también el derecho a decidir cuando hay afectaciones en la salud, violación y condiciones económicas precarias. Porque sabemos que las mujeres jóvenes, trabajadoras, migrantes, indígenas y pobres son quienes enfrentan terribles situaciones cuando deciden interrumpir su embarazo.

Por ello esta jornada de lucha es un llamado para que en el mundo entero se extienda el derecho de todas las mujeres a decidir con respecto a nuestro cuerpo y que el aborto sea totalmente legal, para que se garanticen servicios y programas de planificación familiar donde todas las mujeres tengamos acceso a la información y a toda la gama de anticonceptivos de calidad, acordes a nuestras necesidades y que a su vez sean gratuitos. Y que logremos una cultura de prevención que erradique los embarazos no deseados.

Además queremos denunciar que mientras no podemos decidir sobre nuestros cuerpos seguimos enfrentando: la prostitución y trata de mujeres y niñas, la pornografía, los vientres de alquiler y la violencia feminicida. Además de la superexplotación y precarización laboral de quienes ocupamos el 70% de los trabajos más precarios sin prestaciones ni seguridad social, cobrando 34% menos de lo que cobran los varones, sufriendo acoso sexual y laboral en nuestros centros, y cumpliendo con dobles y hasta triples jornadas laborales mediante el trabajo doméstico no remunerado, realizado mayoritariamente por mujeres y niñas, mismo que en nuestro país representa el 24% del PIB.

Consideramos fundamental tejer lazos entre nosotras que trasciendan fronteras y que veamos en los triunfos de unas, una victoria para todas. Las mujeres argentinas hoy salen a las calles nuevamente y con ellas nosotras, porque estamos convencidas que su lucha da pasos firmes por los derechos de todas las mujeres. La marea verde ha iniciado y la haremos crecer. Salgamos a impulsar espacios para organizarnos en las escuelas, barrios y centros de trabajo, en donde participen de manera independiente, estudiantes, jóvenes, amas de casa, trabajadoras del campo y la ciudad, maestras, migrantes y madres de familia por el derecho a decidir sobre sus cuerpos sin injerencia de la Iglesia, los grupos próvida y el Estado.

Ante el actuar de la derecha y sectores conservadores ligados a la Iglesia en nuestro país, luego del proceso electoral, no podemos confiar en que sólo las iniciativas legales serán suficientes para conquistar nuestros derechos, como lo muestra el caso de Veracruz: en donde a pesar de la orden de un juez federal para despenalizar el aborto por ir en contra de los derechos jurídicos de las mujeres, la influencia de la Iglesia y grupos pro-vida encabezados por el PAN en el congreso estatal, lograron impugnar la orden federal y frenar la discusión legislativa sobre un problema de salud pública, que cada año cobra la salud, la libertad y la vida de cientos de mujeres que mueren a causa de la clandestinidad del aborto. Rumbo a la continuación de la discusión en el congreso de Veracruz tras el cambio de administración y en donde la mayoría estará encabezada por MORENA, las mujeres no podemos confiar en que la conquista de este derecho democrático, vendrá de la buena voluntad de los y las diputadas en el congreso. Tenemos que reventar las calles en Veracruz y el resto del país, para que el aborto legal, libre, seguro y gratuito sea una realidad para todas las mujeres y que nunca más, haya una mujer muerta por abortos clandestinos.

Por todas estas razones se hace urgente construir en México, un potente movimiento de mujeres que pelee por nuestras vidas y por nuestros derechos, de manera independiente por que sabemos que ningún gobierno nos regalará nada y que nuestros derechos se conquistan en las calles.

Hacemos un llamado a las organizaciones feministas y de mujeres, defensoras de derechos humanos, organizaciones estudiantiles, populares, sindicales y de izquierda, -quienes, desde distintos espacios, han estado dando la lucha por la legalización del aborto en todo el país- a sumarse a nuestra lucha para exigir nuestro derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Las invitamos a continuar el debate y la organización nacional y local hacia el 28 de septiembre Día por la legalización y despenalización del aborto en América Latina y el Caribe.

¡Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir!
¡Su derecho, es nuestro derecho!
¡Aborto legal, seguro y gratuito en todo el país!
¡Si ganan ellas, ganamos todas!
¡Por una maternidad libre y voluntaria!